Buscan incansablemente a nativitense, no descartan desaparición forzada

Desde el pasado mes de noviembre, familiares buscan incansablemente a Tomás Gallegos Chanes, de 38 años de edad, originario de la localidad de San Miguel Xochitecatitla, Nativitas, quien desapareció de forma misteriosa después de acudir con un amigo a un bar llamado “El Gabacho” en el municipio de Texoloc.

El amigo de Tomás presuntamente cometió el robo de una billetera, lo que llevó a un altercado en dicho lugar, por lo que acudieron policías municipales quienes los habrían detenido.

Los familiares revelaron que recibieron una llamada de Tomás pidiendo que lo recogieran en el centro de Texoloc después de salir del bar antes referido.

Sin embargo, al llegar al lugar citado por el ahora desaparecido, sus familiares se percataron de que no se encontraba ahí, así que procedieron a buscarlo en las inmediaciones del lugar y en el bar, donde el personal de seguridad y meseras confirmaron que estuvo ahí con un amigo pero después de eso, ya nada se supo de él. 

La familia de Tomás, advirtió que no escatimarán esfuerzos para encontrarlo, de hecho ya se han acercado a las autoridades de Texoloc, quienes tienen conocimiento del caso, no obstante no han hecho nada por ayudar en su búsqueda, por lo que no descartaron que tengan algo que ver con la desaparición, pues fueron ellos los que tuvieron el último contacto con Tomás y su acompañante en el bar el día del extravío. 

Son varias las instancias a las que se ha acercado la familia, de hecho reconocen que la policía estatal y de municipios aledaños han colaborado en la búsqueda por lugares como barrancas y baldíos, sin embargo las autoridades encargadas de impartir justicia han dejado el caso en el olvido y desde hace dos meses no han dado indicios de dar con el paradero de Tomás o intensificar los operativos para su localización. 

Es por esto que pidieron la intervención del Procurador de Justicia del estado y al propio Gobernador, pues tienen la sospecha de que la policía de Texoloc tuvo algo que ver en la desaparición de su familiar en un claro abuso de autoridad y violación a los derechos humanos, pues aseguran que Tomás era una persona honesta y altruista, pues se desempeñaba como director de la Casa del Abuelo en Nativitas. 

Del mismo modo, piden que las personas involucradas en su desaparición asuman la responsabilidad, pues su acompañante, quien también labora en el ayuntamiento de Nativitas, sigue laborando como “si nada” sin dar pistas de su paradero y en lo que refiere al bar “El Gabacho” donde se dieron los hechos, aun sigue funcionando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s