Biografía del Poder inédita: Manuel R. Solís, gobernador suplente

Por: Fernando Martínez 

LICENCIADO MANUEL RUTILO SOLÍS OSIO, GOBERNADOR SUPLENTE DEL ESTADO DE TLAXCALA. AÑO DE 1920.

“Sabedor el señor Manuel R. Solís, gobernador constitucional interino del Estado, de la acción altamente delictuosa que acababa de cometer el candidato general Antonio Mora, no pensó en recurrir a la escasísima policía con que cuenta Tlaxcala (una veintena de gendarmes), porque ello sería precipitar a tragedia planteada; los soldados del general Mora harían una carnicería en la que las víctimas primeras, serían seguramente los diputados amenazados, y fue hacía el coronel Reyna, jefe de las armas, a pedirle que con sus fuerzas interviniera inmediatamente, enfrentando su fuerza a la fuerza del general Mora, previniendo el gobernador (Manuel R. Solís) al coronel Reyna, que su intervención no tendría por ningún motivo aspecto de mezcla en la política, puesto que se trataba de dar garantías a un Poder Local seriamente amenazado… el Coronel no ocurrió al auxilio de los diputados con sus tropas, pero el hecho es que fue a conferenciar con el general Mora, y de aquella conferencia larguísima resultó la liberación de los diputados a las nueve de la noche, después de cinco horas de prisión.

Inmediatamente que los diputados estuvieron en liberad, fueron a ver al señor gobernador Solís para pedirle garantías, pero el gobierno no estaba en condiciones de enfrentar a los soldados del general Mora…Y hubo quien defendiera al general. (“Don Antonio Mora no ha disuelto el Congreso de Tlaxcala”, El Universal. México 6 de enero de 1921). Una comisión tlaxcalteca acudió ante el ministro de gobernación: general Calles donde mostraron entre los documentos que trajeron, un certificado del gobernador interino, señor Solís, en el que declara que tanto el general Mora como sus partidarios, han observado una actitud pacífica y que han recibido promesa de ellos de que continuarán obrando en el mismo sentido”, se puede apreciar en el libro “Tlaxcala, textos de su historia. Siglo XX. Tomo 15. Compilado por: Laura Suárez de la Torre. Editado por el Gobierno del Estado y CONACULTA, año 1991.

En el trabajo de investigación del honorable Congreso del Estado de Tlaxcala, LXII legislatura, a través del Instituto de Estudios Legislativos y la Biblioteca ‘Mariano Sánchez’, cuyo director era el Lic. Raúl Pluma Ríos con lacolaboración de: C.P. María del Carmen Flores Lobatón,Lic. Hortensia San Luis Hernández, Lic. Rosa María Sánchez Flores, Lic. Víctor Hugo Guaneros García, Ing. Fernando Rojas García, Juan Manuel Rangel Cruz. Con fecha 10 de marzo del año 2017, menciona “quienes fueron diputados del Estado de Tlaxcala, en la XXV legislatura local (1918-1921), cuando fueron gobernadores: Luis M. Hernández, provisional (1917-1918); Máximo Rojas, constitucional; Ignacio Mendoza, interino (1920); Octavio Hidalgo, interino (1920); Manuel R. Solís, interino (1920-1921). Rafael Apango, constitucional. Fueron Diputados: Ignacio Mendoza, diputado presidente. Ezequiel M. Xelhuantzi, diputado secretario. Ezequiel M. García, Pablo Xelhuantzi, Moisés Huerta, Andrés Angulo, Manuel Gómez Lomelí, Antonino Juncos, José R. Lozada, Juan Luna, Francisco B. Méndez, Luciano Rodríguez, Pedro Suárez, Nicanor Serrano, Felipe Xicohténcatl y Fernando Altamirano”. Como se verá en esta investigación, se menciona a Manuel Rutilo Solís Osiocomo gobernador.

“Dentro de la lista de gobernadores del Estado libre y soberano de Tlaxcala, aparece Manuel Rutilo Solís Osiocomo el gobernador número 23, en el año de 1920, según la liga”:  https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Gobernantes_de_Tlaxcala.

Manuel Rutilio Solís Osio. En base a “Tlaxcala, una historia compartida, Siglo XX, tomo 16”, editado por el gobierno del Estado de Tlaxcala y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 1991 del autor Mario Ramírez Rancaño, se da a conocer que, “en este lapso de tiempo, Máximo Rojas se ausenta en forma sistemática de la gubernatura y deja en calidad de gobernadores suplentes a Manuel R. Solís. Octavio Hidalgo, Ignacio Mendoza y Antonio Junco”.

Mario Ramírez Rancaño si lo menciona como gobernador.“Aquí interesa desentrañar ¿hasta qué punto era cierta la acusación de la FET en el sentido de que varios políticos y exgobernadores figuraban como prominentes hacendados y por lo tanto eran acaparadores de la tierra que tanta falta le hacía al campesinado? ¿Era cierta la acusación de que varios ex gobernadores formaban parte de la oligarquía, o bien se trataba de meros embustes de los estudiantes con la única mira de liquidarlos políticamente? Para verificar ello había varias alternativas: la primera rastrear exclusivamente el historial de los ex gobernadores que la FET incluía en su lista; otra forma consistía en no limitarse a los años setenta, sino remontarse a años anteriores. Esto último con el fin de detectar los nombres de otros posibles ex gobernantes y políticos vinculados con la propiedad rural de Tlaxcala. Por supuesto que lo más productivo era tomar un periodo más amplio. En virtud de ello optamos por tomar como marco de referencia todo un siglo. Ello permitía de hecho rastrear tanto a los políticos como a los gobernadores que tuvieron vínculos con la gran propiedad desde el inicio de la dictadura porfirista. (No tomamos en cuenta un total de 12 gobernadores que se alternan en el poder como interinos, suplentes o provisionales. La duración en el poder de estos 12 gobernadores es variada y en ocasiones sólo cuestión de días. Ellos son: Antonio Juncos, Ignacio Mendoza en dos ocasiones, Octavio Hidalgo en dos ocasiones, Manuel R. Solís, Petronilo Serrato, J. Natividad Nava, Moisés Rosalío García, Mauro Angulo en dos ocasiones, Tomás Sánchez Perea, Joaquín Cisneros Molina, Fausto Pascal del Campo y Crisanto Cuéllar Abarca. Ninguno de ellos era ni se convirtió en hacendado”, se destaca en el libro “El sistema de haciendas en Tlaxcala”, de Mario Ramírez Rancaño editado por Consejo Nacional para la Cultura y las Artes Dirección General de Publicaciones, año 1991.

En el libro: “Tlaxcala a través de los siglos”, relación de gobernadores desde la independencia hasta nuestros días. Del autor: René Cuéllar Bernal. Prólogo: Salvador Novo, México 1968, páginas: 264, 265, 266 y 267. El autor da a conocer una lista de ex gobernadores: 

-1918 -1921. General Máximo Rojas.

-1920. Ignacio Mendoza.

-1920. Octavio Hidalgo, suplente.

-1920. Licenciado Manuel. R. Solís, suplente.  

-1921-1925. Rafael Apango. 

-1921. Petronilo Serrano, suplente.

-1925-1929. Ignacio Mendoza. 

Su vida. Rutilio Solís Osio, “nació el 09 de agosto de 1854 en Tepeaca, Puebla. Fue maestro, abogado, poeta, magistrado, Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado y Gobernador Suplente de Tlaxcala. Falleció el 11 de agosto de 1930, a los 76 años en su natal Puebla. Sus restos descansan en el lote de la “Sociedad Mutualista siglo XX” en el cementerio Agua Azul de la ciudad de Puebla”, nos documenta su bisnieto José Manuel Montealegre Solís.

Dentro de la publicación en el periódico “Novedades”, lunes primero de agosto de 1949, sección N-A, pág. 5, columna: ‘fichero, biografías mexicanas’, compilador: Tte. Cor., Silvino M. González, se describe que fue “Hijo de Antonio Solís y de la señora Isabel Osio, ambos nacidos en Tepeaca, Puebla (1). Debido a las ocupaciones de su padre su instrucción primaria la cursó en distintas partes del Estado de Tlaxcala e internándose en el Seminario del Estado de Puebla por el año de 1862, como pensionista. Pasó a continuar sus estudios de preparatoria al colegio del Estado, así como los de la carrera de leyes, truncando sus estudios en el último año de profesional, por la pérdida de un ser querido.

Al abandonar los estudios fue nombrado Oficial Primero de la Sección de Fomento en el Gobierno, habiendo dedicado después sus actividades al magisterio.

Por el año de 1917, fue nombrado en el Estado de Tlaxcala, por el gobierno del General Hernández, Magistrado del Tribunal Superior de Justicia, desempeñando el mismo puesto durante la administración del general Zertuche, del General Máximo Rojas, del Doctor Rafael Apango y del gobernante modelo, del cual deben sentirse orgullosos todos los tlaxcaltecas, don Ignacio Mendoza.

Fue gobernador interino del Estado, en el año de 1920, por más de 2 meses. Su carrera literaria la inició en la capital del Estado de Puebla, colaborando en los principales periódicos y revistas, siendo conocido en los círculos literarios, y por el público, con el seudónimo de ‘Paye Franco’.

Al trascurrir el tiempo, su producción literaria, que no puede considerarse como escasa, es hoy desconocida, perdurando solamente en las publicaciones de esa época. En el año de 1895, publicó un volumen conteniendo parte de sus poemas, titulado “Poesías”, los ejemplares de la edición -que fue reducida- han desaparecido.

La mayor parte de sus composiciones, son de sentimiento triste, melancólicas, pesimistas por excelencia, pero las escritas en los últimos años de su existencia están saturadas de un intenso amargor, taciturnas, quizá debido a la gran pena que experimentó al perder a su hijo Humberto, que entraba a penas a los años mozos, y también, a grandes penas que sucesivamente tuvo que suportar. En las postrimerías de su vida, en sus composiciones que han quedado inéditas, nótese confortamiento en su espíritu y liberación de las teorías que acogió con frenesí del positivista francés Emilio Littré (Émile Maximilien Paul Littré fue un lexicógrafo y filósofo francés, famoso por su Diccionario de la lengua francesa. Este estudioso de la lengua fue discípulo del filósofo, utopista y reformador social Auguste Comte).

Sus últimas colaboraciones líricas se imprimieron en Tlaxcala, en el periódico el ‘Gladiador’, fundado por el poeta poblano don Gregorio de Gante, en el Semanario ‘El Noticiero’ que dirigía el periodista tlaxcalteca señor don Manuel Márquez, y en la revista social ‘Xicoténcatl’ que, siendo muy joven fundó Enrique Cordero y T., publicándose de ella solo quince números.

El día primero del mes de agosto del año de 1930, retraído y sin nexos con los círculos literarios de la ciudad de Puebla, falleció en su domicilio de la calle 12 Oriente, número 18. Sus restos descansan en el lote que la Sociedad Mutualista Siglo XX, tiene en propiedad, en el cementerio municipal ‘Agua Azul’, y de cuya Sociedad fue miembro durante muchos años. (1). De la interesante antología ‘Poetas y Escritores Poblanos’, del señor don Enrique Cordero y T. tomamos esta noticia biográfica. (Don Enrique fue educador, escritor y poeta, autor de la antología, en la ciudad de Zacatlán Puebla, el 4 de agosto de 1904”, hasta aquí lo redactado en el periódico “Novedades”.

En el artículo del cronista de la Ciudad de Tepeaca, JoséFrancisco Jiménez Villa, en la revista “Momento” del 7 de noviembre de 1996. Columna: ‘Tepeaca de Ayer, Hoy y Siempre’. ‘Hombres Ilustres de Tepeaca: Manuel R. SolísOsio’. Se da a conocer:

“El Hombre”

“Miradle en su pupila 

centellea

El Rayo prepotente 

De la razón divina,

desprendido  

del ser Omnipotente, 

para alumbrar del cosmos 

el palacio 

y de hacer del hombre el rey

del ancho espacio…”

Así escribía nuestro Manuel R. Solís Osio’. Dueño de una prosa sublime y melancólica; a veces triste. Con un dominio del idioma que lo encumbró en su época a destacar en el medio literario de esta hermosa Puebla… Su padre don Antonio Solís L. fue maestro de instrucción básica y por ende hubo de emigrar de esta Ciudad de Tepeaca a distintos lugares del vecino estado de Tlaxcala. Contando Manuel con escasos 8 años, sus padres lo inscriben como pensionista en el reconocido Seminario del Estado de Puebla. Cuando el país sufría el intento de invasión de las tropas napoleónicas y en esta Puebla eterna “Las armas nacionales se cubrían de gloria”, 1862. Niño aún vive la gloriosa batalla del 5 de mayo que gravara para siempre en su memoria. Pierde a su padre en el último año de su carrera como abogado. 

“…¡El hombre¡ ¿Qué es el 

hombre? Me preguntán.

Contradicción sublime, les

respondo, 

misterioso viajero,

que timido, altanero,

pequeño y grande por la 

tierra cruza,

y ya sus penas como él

niño lloraba, 

y une la risa con el tibio

llanto…”

A los 31 años de edad publica sus poemas en verso, titulado “Poesías”, siendo hoy en dìa verdaderamente raro conseguir un ejemplo de este trabajo. Su literatura más bien fue escasa pero trascendente en el ámbito cultural de aquella época. Aunque su obra sólo pudo localizarse en las publicaciones periódicas de esos años tanto en Puebla como en Tlaxcala… con el nombre de ‘Payo Franco’, así se localiza su obra en revistas y periódicos de la época y así fue reconocido. Siendo la Ciudad de Puebla lugar de inspiración del mayor volumen de sus obras. 

Más no por eso, echo de menos al Estado y Ciudad de Tlaxcala a donde vivió prácticamente su infancia. Y ya luego en el ocaso de su vida a los 67 años, en 1917 fue nombrado en Tlaxcala por el entonces gobernador Gral. Hernández: Magistrado del Tribunal Superior de Justicia. Desempeñando el mismo cargo durante los mandatos del gobierno de Zertuche, Máximo Rojas, del Doctor Rafael Apango, y del ilustre tlaxcalteca Don Ignacio Mendoza. 

En plena revolución Don Manuel R. Solís Osio, respetado Magistrado con una forma sólida y casi en el ocaso de su vida, es nombrado Gobernador Interino  del Estado en 1920. 

Ocupado por su carrera pública  nunca abandonó las letras… Tres de sus sonetos más conocidos son: “Una ilusión”, “Triste Crepúsculo”, y “El Hombre”, cuyos fragmentos hemos incluido en esta colaboración. Para recordar con honor y admiración a un Tepeaquence  Ilustre de Ayer, Hoy y Siempre. 

“…¡El hombre¡ ¿Qué es el 

hombre? 

Genio augusto.

En cuya frente al palpitar 

la idea,

con fragmentos del mundo 

en que vegeta

nuevos y grandes, otros

muchos crean.”

POEMA 

Olimpico gigante de la tierra

parodia a Dios en su 

inmortal hechura  

¡un infinito su cerebro 

 encierra!

Y al cumplirse su destino 

Inmaculado hasta el 

Empireo vuelo

dejando en su camino, 

De otra creación la

luminosa estrella”. 

Su bisnieto José Manuel Montealegre Solís nos envió una breve síntesis de la descendencia del ex gobernador de Tlaxcala Manuel R. Solís.

Manuel R. Solís casó con María Solís con quien tuvo cuatro hijos: Humberto, Rutilo, Manuel y Arnulfo, de ellos sobrevivieron solo dos: Rutilo quien a la postre fallecería trágicamente y Arnulfo de quien se desconoce si dejo descendencia… Humberto falleció a los veinte años soltero, Manuel falleció más joven a los quince años. 

Rutilo Solís Solís hijo de Manuel R. Solís casó con María Luisa Alonso y Ortiz con quien tuvo cuatro hijos: Gloria, Luis, Estela y Rutilo de apellidos Solís Alonso; su esposa María Luisa quien fue hija del reconocido farmacéutico y filántropo Miguel Alonso Ramírez y María Ortiz, fue hermana de Miguel Alonso y Ortiz que en 1960 fue presidente del municipio de Tlaxcala. Rutilo Solís Solísparticipó desde joven en actividades políticas siguiendo a su manera el legado de su padre, en el año de 1935 siendo representante de los vecinos de la ciudad de Tlaxcala para conseguir la construcción de banquetas y guarniciones fue asesinado por órdenes del entonces gobernador de Tlaxcala (1933-1937) general Adolfo Bonilla. El hijo más chico de Rutilo Solís Solís, nieto del ex gobernador Manuel R. Solís: Rutilo Solís Alonso, estudio la carrera de derecho y en su juventud trabajó en la agencia del ministerio público de la ciudad de México D.F. llegando a ser agente del ministerio público y después el titular de la fiscalía especializada en resolver el asesinato del periodista Manuel Buendía para posteriormente, el veinte de noviembre del año 2003, ser el primer procurador del Estado de Tlaxcala electo por el H. congreso del estado durante la gubernatura de Alfonso Sánchez Anaya. En la actualidad de la descendencia del ex gobernador de Tlaxcala Manuel R. Solís los únicos bisnietos que viven en el estado de Tlaxcala son los hijos de su nieta Gloria: Luis Montealegre Solís (abogado de profesión) Guadalupe Sofía Montealegre Solís(administrador de empresas) Miguel Montealegre Solís(comerciante) Armando Nicolás Montealegre Solís(licenciado en ciencias políticas) y José Manuel Montealegre Solís (artista plástico, retratista)”.

Cabe destacar que, Manuel Rutilio Solís tuvo una hermana: Josefa Solís Osio.

—Agradezco a José Manuel Montealegre Solis (bisnieto del ex gobernador Manuel Rutilo Solís Osio) por haberme brindado datos relevantes del personaje. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s