“México, el país de las maravillas”

La falta de conciencia por parte de los funcionarios, deja mucho que desear, ya que, en donde corromper, violar y/o alterar la ley se ha vuelto parte de un ejercicio público que pareciera se ha normalizado o peor aún, se ha vuelto cotidiano.
En donde servirse del erario público es parte de las funciones y el servir por el bienestar social queda en segundo plano si es que bien nos va. En donde la desigualdad económica es tan visible y las clases sociales tan diferenciadas. México., el país en donde no hay peor enemigo que otro mexicano. El país en donde las violaciones a los Derechos humanos son parte de la vida cotidiana, la impunidad y la corrupción se han vuelto parte de una contracultura que permea en el tejido social y que se expande como una enfermedad crónica degenerativa.
Dichos populares como “el que no tranza no avanza” se han vuelto parte del léxico populacho mexicano, reflejo de este mal que nos atañe, evidenciando la falta de civismo que nos arropa. Ejemplificando lo anteriormente mencionado nos encontramos con el caso más actual y polémico de estos días, en donde con 11 votos a favor, 3 en contra y 5 abstinencias, la cámara de Senadores aprobó la renuncia de Eduardo Tomas Medina Mora Icaza a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quien de acuerdo al Presidente Andrés Manuel López Obrador y Santiago Nieto titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaria de Hacienda, es investigado por presunto lavado de dinero. Mismo que ha contado con una trayectoria que ha dejado mucho que desear por casos en los que se han visto violentados los Derechos Humanos, un oscuro pasado le persigue en donde la impunidad y el poder de las influencias estaba a flote, por mencionar; San Salvador Atenco, siendo Secretario de Seguridad Publica en mayo de 2006, el caso “Rápido y Furioso”, en donde se traficaron armas de fuego de Estados Unidos de América a territorio mexicano, armamento que fue utilizado en crímenes mortales. El famosísimo “michoacanazo”, en donde hubo acusaciones de narcotráfico hacia varios alcaldes y después fueron liberados por falta de evidencias. Un personaje que sin duda alguna ha sido forjado por elites políticas y que ha estado a disposición de las mismas, comprobado en el año 2015, cuando el expresidente Peña Nieto lo coloco en el máximo tribunal, causando polémica y dejando claro que las influencias políticas y los favores tienen costo. La indiferencia social, subestimada por el interés personal, en donde pisar y aplastar a unos miles no importa, siempre y cuando los bolsillos se ensanchen…México…el país en donde se mal mira y no solo eso, se castiga con todo el peso de la ley a quien roba a mano armada y pareciera se admira a quien roba de “cuello blanco”.

Roberto Ruíz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s