*La pérdida de los peces no se debió a niveles altos de contaminación de aguas residuales o residuos peligrosos.

Autoridades de los ámbitos federal y estatal, convocadas por la Secretaría de Medio Ambiente (SMA) del Estado que encabeza Luis Antonio Ramírez Hernández, realizaron un recorrido para verificar las condiciones ambientales de la presa San José Atlanga.

El director de la Conagua en Tlaxcala, Pedro Albornoz Góngora mencionó que las aguas de la presa San José Atlanga que están almacenadas, no están concesionadas para la actividad de acuacultura, debido a que ésta es una presa de control de avenidas y el recurso hídrico está concesionado solamente para usos de riego agrícola.

Derivado de la mortandad de peces tipo sardina presentada en la presa, personal de la Dirección Local de la Conagua procedió a llevar equipos para realizar mediciones y muestreo de calidad del agua del embalse. Por otro lado, informó que se observó que la muerte de los peces no fue de manera súbita y generalizada, en este caso, si la contaminación de las aguas a la que han hecho referencia, fuera por algún agente contaminante (aguas residuales o residuos peligrosos) la fauna acuática hubiera muerto de forma inmediata, así como otro tipo de especies que habitan en el embalse y repercutido en el ganado que bebe aguas de dicha presa.

La especie sembrada (pez sardina) por las comunidades aledañas, no es adaptable a las aguas existentes en la presa San José Atlanga, ya que es una especie que sobrevive en una temperatura aproximada de 29 grados centígrados, mientras que en esta laguna la temperatura es de 08 grados centígrados y en invierno se observa hasta menos 5 grados centrígrados.

La Conagua realizó diversos estudios al agua, que arrojó como resultado de manera preliminar, que el agua no presenta toxicidad y que los niveles de oxígeno se encuentran en condiciones para que exista vida acuática en la presa.

Se realizaron acciones coordinadas con Conapesca para identificar un posible “Riesgo Hidroecológico” y se procedió a aplicar los protocolos establecidos por la Conagua y Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Tlaxcala (Coeprist) con el objetivo del retiro de los peces muertos y su confinamiento con cal.

Por su parte, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), por medio del encargado del despacho en Tlaxcala, Arturo Zárate Flores, informó que se llevó a cabo un recorrido por el perímetro del vaso de la presa, con el objetivo de detectar la presencia de envases o contenedores de materiales o residuos peligrosos que pudieran afectar el ecosistema.

Durante este recorrido la Profepa no detectó presencia de envases o contenedores de materiales o residuos peligrosos que, por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables o biológicamente infecciosas, causen un daño mayor a la flora y fauna de este lugar.

Por último, la Secretaría de Medio Ambiente informa a la población que se dará puntual seguimiento a los distintos procesos que llevan a cabo las instancias federales y estatales en la materia, para descartar o considerar cualquier riesgo sanitario o ambiental en torno a este cuerpo de agua.

Es así como el gobierno del estado de Tlaxcala garantiza la salud de la población, el cuidado y salvaguarda de nuestro medio ambiente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s