El terrible testimonio de la tía del presunto FEMINICIDIA de Fátima

Los testimonios coinciden en que él es un hombre violento, por lo que Gladys Giovanna le tenía mucho miedo.

Los presuntos feminicidas de la niña Fátima, Galdis Giovanna “N”” y Mario “N” habrían sido delatados por sus propios familiares, luego de que se dieran a conocer sus rostros.

Noticieros Televisa consiguió los testimonios de Irma Reyes Castañeda, tía de Mario y de Marcelina Cruz Hernández, la mamá de Gladis Giovanna.

Marcelina aseguró que no cree que su hija haya sido capaz de cometer el feminicidio, pero su yerno sí, a quien señaló como un hombre violento.

Relató que en algunas ocasiones ayudó a su hija a intentar escapar de su marido, pero debido al miedo que le tenía, regresó con él.

“Ella sería incapaz de hacer eso. Yo, no porque sea su mamá, sino porque realmente no es de las personas que se meten en problemas, en cosas así. Ella también tiene sus niños y no creo en lo que están involucrandola pues”, afirmó Marcelina Cruz.

“Yo la verdad no meto las manos por su pareja, pero por mi hija sí, porque él le ha hecho mucho daño a mi hija. De hecho, yo le quité tres veces a ella, la tuve que traer a vivir conmigo tres veces y las tres veces la buscó y la amenazó y la verdad ha sufrido mucho por parte de él”, señaló Marcelina Cruz Hernández, mamá de Gladis Giovana.

Marcelina aseguró que su hija, quien tiene 26 años, no usa falda y negó que sea la misma persona que aparece en los videos. No obstante, dijo que ella misma le pidió a Gladis Giovanna que se entregara al asegurar “que el que nada, debe nada teme” e insistió en la inocencia de su hija.

Sin embargo, la señora Irma Reyes Castañeda, tía de Mario, reveló a Noticieros Televisa que Gladis Giovanna y Mario le confesaron que abusaron de Fátima y la mataron.

Relató que la pareja y sus tres hijos llegaron el 15 de febrero al ejido de Tlazala, en el municipio de Isidro Fabela, ubicado en el Estado de México, en donde vive Irma y le preguntaron en dónde podían rentar un cuarto. Entonces les ofreció uno que estaba vacío desde hace 2 años y ahí se resguardaron.

Estuvieron en ese lugar hasta este miércoles cuando Irma veía la televisión y observó los rostros de Mario y Gladis Giovanna. Entonces fue a verlos, les preguntó quién mató a la niña y confesaron que abusaron sexualmente de Fátima y luego la mataron.

Al cuestionarlos si había sido por dinero, Irma dijo que Gladis aseguró que no, que Mario “quería una niña para hacerla su novia para toda la vida, quería un regalito” si no, agarraría (abusaría) a alguna de sus dos hijas.

Gladis le dijo que Mario le advirtió que no la dejaría entrar (a su casa) hasta que no le trajera una niña. Y entonces Gladys Giovanna sustrajo a Fátima para llevársela a su marido. Incluso, ella habría estado presente cuando ocurrió el abuso sexual porque le tenía mucho miedo.

Irma relató a las cámaras de Televisa que al preguntarles qué más había pasado, la pareja reveló que mataron a la niña cuando vieron que estaban buscándola.

Tras las revelaciones de Gladis Giovanna y Mario, Irma Reyes los denunció y los entregó. Después llegaron los policías ministeriales y los arrestaron. Sin embargo, se encuentran detenidos por delito de cohecho en flagrancia al intentar sobornar a la policía, según narró la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ CDMX).

Sin embargo, María Magdalena Antón aseguró que no cree que la mujer implicada sea la misma que vivió en su casa durante algunas semanas.

“No se ve que sea psicópata ni que tenga la sangre tan fría ni el corazón inhumano. Ella no actúa así”, dijo.

Milenio habló con María Magdalena, quien después de lo sucedido, vive con una vecina quien le acondicionó un cuarto por un par de noches, así como comida y ropa limpia para ella y su hijo Francisco de 10 años, ya que asegura “tiene miedo” aunque no sabe a qué.

Cuando la mamá de Fátima vio las fotografías de los presuntos responsables, su rostro perdió expresión. Tardó 12 segundos en preguntar si ellos habían matado a su niña.